Matti Vandersee / Diseñador Gráfico

Con el poco tiempo que llevo desarrollando esta sección del blog me dado cuento de lo que disfruto de conocer personas y Matti por supuesto que no fue la excepción, el trabajo de Matti ha estado muchas veces frente a mi, ya había oído hablar de él, pero no había podido darle rostro a este excelente trabajo que me asombró desde un principio.

Es por eso que nos pusimos de acuerdo y nos reunimos para esta entrevista el día antes de que se fuera de viaje y así no pasara más tiempo para que ustedes y yo supieramos un poco más sobre qué caracteriza a Matti.

¿Nos podés contar quién sos, tu formación y a que te dedicas actualmente?

Mi nombre es Matti Vandersee y soy un diseñador gráfico de origen alemán, con un nombre finlandé s y un solo apellido de or i gen belga, que vive y ama en Costa Rica. En el 2009 decidí salir de Alemania para empezar una vida feliz con mi esposa tica, la cual conocí en el 2005… si, si, otro gringo más que viene al país a robarse lo mejor.

Estudié diseño publicitario durante cuatro años en la Universidad Veritas donde aprendí las bases del diseño gráfico y me enamoré de la iniciativa sorprendente del FID. Sabía que quería trabajar con estos tipos, así que me uní a Pupila Estudio, ampliando el conjunto multicultural a finales del 2012. Nos convertimos en los referentes principales en Branding y Packaging Design de la región. En lo personal, no considero el diseño gráfico como un trabajo, se siente mucho más como la oportunidad diar i a de resolver problemas y contar historias a través de la expresión gráfica, la plata viene después. En mi tiempo libre me dedico a explorar específicamente con tipografía, estudiando lo que sucede en el mundo de lettering (expresión tipográfica), para irme al otro extremo con contenido explí cito y visuales no convencionales. Me considero alguien que siempre escucha con el corazón, y este me dicta que no debería encajar nunca. Disfruto buscar caminos nuevos con materiales poco comunes. Me hace sentir vivo y he aprendido con el tiempo que prefiero mil veces caer mal o ser incomprensible, que resultar ser tan literal y funcional que termine desapercibido. La polémica es como mi yodo mañanero, eso sí, sin estímulos digestivos incluidos.  Estoy trabajando diariamente en crear algo que me gusta, constantemente observando, sintetizando y traduciendo sensaciones.

Como diseñador con enfoque en la tipografía ¿Qué convierte a una tipografía en una gran tipografía?

A ver… siempre me gusta resaltar el verdadero valor de la tipografía; exaltar su impacto en nuestra vida cotidiana. Aunque muchas veces se dice que una imagen o un símbolo pueden decir más que mil palabras, hay que comprender que cada letra del alfabeto sigue siendo una abstracción visual que representa un sonido específico, que combinado con otros caracteres genera la comunicación escrita como la conocemos hoy en día. El alfabeto es un pilar enorme en la evolución de la humanidad, es la comunicación hecha física. Ahora, si el diseño gráfico se define como herramienta de sintetizar la comunicación, no hay otro elemento más efectivo y perdurable en el tiempo que las mismas letras. Existe una discusión eterna acerca de si el diseño es solamente funcional o adicionalmente estético y hasta emocional. Si hablamos de tipografía pues siempre se requiere un buen balance entre legibilidad y personalidad. Eso aplica tanto para fonts digitales como para la expresividad del lettering. Creo que letras funcionales pueden ser modificadas para transmitir y reforzar la tonalidad adecuada de un mensaje, y las posibilidades son eternas, lo cual me motiva a seguir trabajando toda mi vida en esto.

¿Cuál fue tu primer encargo ”tipográfico”?

Creo que mi suegra una vez me pidió hacerle un rotulito para una venta de garaje. Era un canvas muy limitado y tenía que ser sumamente legible desde la calle. Ambos quedamos muy satisfechos con el resultado ya que sigue siendo mi suegra. En Pupila mi primer trabajo tipográfico fue para la identidad visual de una fundación llamada Futbolución. Era un momento clave para mi, porque mis directores de Arte Bruno y Alfredo me solicitaron el desarrollo de una letra nueva que fuera bastante “grungy”, “edgy” e intencionalmente imperfecto. Escribí la palabra miles de veces sobre varios canvas de papel craft. Supe inmediatamente que esto era lo mío porque disfruto inmensamente de pre visualizar una letra en mi mente y después recrearla físicamente hasta que sale como tiene que salir, a la perfección imperfecta. Me gusta lo impredecible del universo visual, denominado imperfecto o feo. Me encanta crear resultados que logran redefinir belleza o fealdad. Cuando uno se deshace de todo lo que consideras correcto o necesario, empiezas a conocer cosas nuevas que te permiten desarrollar visiones verdaderamente propias, que todavía hoy en tiempos de comunicación altamente saturada, pueden sorprender y sobresalir.

¿Cómo nace una nueva tipografía?

Toda creación empieza investigando, siempre teniendo un fin en mente. Al igual que las personas, las letras pueden adquirir y representar diferentes personalidades, pueden ser cursi, gritonas, tímidas, robóticas o hasta esquizofrénicas. Cuando tienes bien claro cual será la personalidad que debería reflejar la palabra, logotipo o hasta alfabeto, se empieza con una búsqueda de letras ya existentes que cumplan con estas características visuales, algo como antecedentes históricos. Después empieza la fase explorativa, donde se combinan opuestos, se rayan cuadernos y pliegos, etc. encontrando semejanzas necesarias entre cada letra para obtener una sensación familiar, siempre resaltando rasgos propios. Se puede comparar con el moldeo de una personalidad. Eso sí, lo digital usualmente viene de último, el trabajo manual es un don inicial porque cada letra manuscrita ya viene con sus imperfecciones, que asegurarán un resultado realmente único.

¿Con qué proyecto has obtenido una experiencia valiosa? o Algún trabajo que recordés con más cariño?

En realidad cada trabajo me ha dado experiencias valiosas. En su mayoría positivas, a veces no tanto pero siempre se aprende algo nuevo, que puede ser de valor para futuros proyectos. El proyecto más significativo en el cual tuve el placer de participar, a través de Pupila Estudio, fue el libro de la obra de “Mr. Masking” y el desarrollo de la identidad visual del FID 2015, en la cual trabajamos en colaboració n con don Gerardo Picado. No solamente por la cantidad de personas alcanzadas o el producto completamente vendido, sino por el trasfondo emocional del proyecto, del personaje y su trasfondo de lucha y pasión por las letras. Se demuestra el poder inmenso del diseño gráfico y en especial de la tipografía en general. El proyecto había comenzado hace años, cuando Alfredo Enciso se envició con el trabajo de Don Gerardo en las calles de San José. En conjunto con Jose Tenorio y Karina Salguero, localizaron al personaje, documentaron su trabajo, lo entrevistaron y la cadena termina conmigo, desarrollando el diseño editorial del libro. Hubo muchas ideas para el diseño del libro, pero al final nos fuimos por la idea más auténtica y rústica, dejá ndole el protagonsimo al trabajo de Don Gerardo. Durante estos tres días del FID 2015, los ticos se enamoraron de sus calles, descubriendo identidad e ingenio en su entorno y Mr. Masking recibió el mé rito que se merece al estar entre los diseñadores más importantes del mundo.

¿Qué es lo que más disfrutás de tu trabajo?

No hay nada mejor que tener un trabajo que te permite hacer realidad tu imaginación. El simple hecho de tomarse tiempo para reconsiderar lo existente, para generar algo nunca antes visto, o por lo menos algo con la intención de generar ruido, es sumamente emocionante. Disfruto muchísimo escribir. Desde que me dieron una pluma con seis años de edad, me hipnotizó la sensación de tinta y metal sobre papel. Hoy en día siempre trato de integrar rasgos manuales en mi trabajo porque dejo huella de quien soy en mis proyectos. Esa sensación de una pizca de anarquía e impredictibilidad cuidadosamente medida en cada tarea gráfica ,es lo que me enamora de cada nuevo proyecto.

¿Creés que tu presencia online (portfolio, blog, redes sociales…) han ayudado a que se conozca tu trabajo?

Creo que antes de exponer mis intereses via redes sociales como Behance o Instagram, ni yo podía decir que me conocía del todo y por ende tampoco a mi trabajo. Todo en esta vida es un proceso, pero a diferencia de muchos otros, encontrarse a uno mismo es el más esencial. Si no sabes que te gusta o qué te hace diferente, ¿cómo alguien de afuera lo reconocerá? Para mi persona, desde la escuela hasta la universidad, estudiar siempre significaba conocer un poco de todo para poder encontrar tu camino, diferenciar eficientemente entre lo que te cae en las bolas y lo que realmente te excita. Inicialmente el uso diario de las redes sociales consistía en ser gráficamente más productivo, pero después se convirtió en una bitácora personal que me permitie evolucionar todos los días. Muchos se quejan de que les gustaría trabajar en otra cosa, pero tampoco demuestran de lo que realmente son capaces. En mi opinión, nunca ha sido más facil demostrar tus habilidades ante un público a nivel mundial que ahora, con las redes sociales. Al Internet le debo mis mejores amistades y mi matrimonio, a Behance le debo mi trabajo, y a Instagram la exposición entre fanáticos de la tipografía.

¿Qué consejo podrías compartir con los nuevos diseñadores?

Hola diseñador nuevo. Si vos, ¡Es hora de dejar de copiar inmediatamente! Tener acceso a miles de inspiraciones es una maravilla y estimula muchísimo la mente, pero ser creativo implica realmente encontrar soluciones a problemas nuevos. En Costa Rica, lastimosamente la industria “creativa” está en manos de monopolios que carecen completamente de propuestas novedosas, porque el mismo mercado no está expuesto a la competi ti vidad  capitalista. Copiar para aprender y dominar té cnicas u obtener un horizonte es válido, pero llegarás al momento donde te quedás con un sin sabor por seguir copiando cosas realizadas hace dé cadas, aplicándolas a problemas completamente distintos. Tiene más sabor un tuco de madera o una yuca en el culo (-contexto cultural polémico-) que buscar satisfacción por alcanzar algo ya existente. ¡Mirá referencias nada más para inventar lo opuesto! Para poder sobresalir realmente tienes que perder el miedo de no encajar. Sé personal, sé emocional, convertí tus defectos en ventajas, desmiente todo lo establecido, porque la historia aún se escribe y al final pues todo sigue siendo relativo. ¡Rompé las reglas o morite en el intento! Aprovechá el poder de esta profesión tan particular para mejorar tu país o una situación en tu entorno. Y por cierto, no botés plata en instituciones que realmente no valen la pena porque no invierten en vos, aunque usen tu trabajo para perfilarse hacia afuera y hacer aún más dinero. Eso sería todo, diseñador nuevo.

 

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *