DANIELA OLAVE / FOTÓGRAFA

En mi primer día de clases tuve la oportunidad de conocer a una increíble persona; me encontraba buscando dónde se realizaría la primera reunión de la escuela cuando vi a esta chica sonriéndome y preguntándome si sabía dónde estábamos y así es como conocí a esta increíble fotógrafa.

Desde que vi el trabajo de Daniela quedé impactado – la calidez de sus imágenes y las historias que hay detrás de ellas hace imposible que no las vuelvas a ver.

Estoy seguro que Dani será una de esas fotógrafas que volveremos a ver mucho en el futuro. Me siento lleno de orgullo y felicidad de enseñarles el trabajo de esta excelente  y humilde persona, que a pesar de conocerla apenas hace un par de días, admiro y siento un gran aprecio hacia ella. Espero que les guste esta entrevista y sigan a Dani en sus redes sociales.

Nos podés contar ¿quién sos, de dónde venís y tu formación?

Soy Daniela Olave de Bogotá, Colombia. Estudié Artes Visuales durante 5 años y ahora estoy en España cursando un máster en Fotografía de Proyectos Personales.

¿Cómo y cuándo empezaste en la fotografía?

Desde que era pequeña me llamó la atención. En el colegio siempre tenía mi cámara al lado para documentar lo que me sucedía, pero era más que todo en eventos y con los amigos, ya entrando a la universidad fui descubriendo lo valiosa que era esta herramienta. Llevé un curso de fotografía publicitaria, pero me di cuenta que no era lo mío, así que poco a poco fui llevando cursos de fotografía documental que era lo que más me llenaba porque me permitía comunicar mis inquietudes.

Contanos ¿cómo nació tu proyecto Instantes? 

Mi niñez y adolescencia consistían en recorrer una misma ruta todos los días, del colegio a mi casa; esa era la noción que tenía de la ciudad en la que vivía. Por motivos de seguridad, mis padres no me dejaban transitar otros lugares y en realidad tampoco me llamaba la atención saber qué había más allá de la ruta que transitaba a diario. Un día, cuando tenía quince años, mis amigos del colegio y yo decidimos hacer un juego que consistía en subirnos a un bus sin tener un rumbo fijo. A medida que avanzaba, descubrí una nueva ciudad a través de la ventana. Nunca antes me había sentido tan perdida. Para mis amigos resultó un simple juego, pero para mí fue el despertar de un nuevo sentimiento y las ganas de seguir descubriendo mi propia ciudad.

Esa anécdota personal es el punto de partida de mi proyecto Instantes, una serie en la que pretendo encontrar la identidad de Bogotá, una búsqueda a la deriva de espacios antiguos y oficios tradicionales que han resistido a la modernización. Cada uno de estos espacios registrados conserva una memoria histórica y se mantienen casi intactos desde sus inicios. El proyecto resalta la importancia de la conservación de estos espacios escondidos, olvidados e inexistentes para una sociedad inmersa en la modernidad; además muestra su resistencia al tiempo, ya que son lugares condenados a desaparecer ante el crecimiento constante de la ciudad capital.

¿Cuál ha sido tu experiencia más enriquecedora como fotógrafa?

Puedo decir que está muy relacionada a esta serie. Cuando acabo la foto y les entrego la copia, veo la reacción que ellos tienen al ver la fotografía en sus manos y siento que les devuelvo un pedazo de memoria, ya que es un homenaje a ellos por tantos años de labor y resistencia.

¿Hay algo que no hayás hecho y que te gustaría hacer en el futuro?

Me encantaría poder vivir de la fotografía documental, que me paguen por retratar y plasmar el mundo desde mi punto de vista.

¿Cuáles son tus referentes? ¿Hay algún fotógrafo al que admirés especialmente? 

Gregory Crewdson, su trabajo es impecable. Admiro mucho su forma de construir las imágenes desde los bocetos hasta el resultado final de impresión.

¿Qué consejos le darías a alguien que comienza a fotografiar arquitectura, así como la fotografía en general?

Que no empiece preocupándose por lo técnico ni por tener el mejor equipo, sino que primero desarrolle una educación visual respecto a lo que es la fotografía para que así sea más fácil poder ir construyendo su propio lenguaje.

Redes Sociales de Daniela

Instagram

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *